TRANSPORTE NO MOTORIZADO

El espacio público de la ciudad es compartido por ciclistas, peatones, automovilistas, motociclistas y usuarios del transporte público. Para poder convivir en armonía en las calles y avenidas, resulta vital que cada uno conozca con claridad cuáles son sus derechos y sus responsabilidades en el modo en el cual se moviliza, respetando a los demás en este espacio común.

Para lograr la convivencia en la calle, el EMR considera fundamental brindar protección a aquellos segmentos de la sociedad que potencialmente se encuentran en situación de mayor riesgo en el uso de la vía pública: peatones y ciclistas. En este sentido, apunta a revalorizar el derecho a la integridad física de los seres humanos que utilizan la calle.

Para ello, se presenta una serie de manuales con sugerencias y recomendaciones respecto a los diferentes modos de movilidad. Los ciclistas cuentan con dos manuales: uno de consejos útiles sobre cómo elegir una bicicleta, y otro con recomendaciones para circular seguros por la vía pública. Como cada uno de los ciudadanos es en algún momento un peatón, se ofrece un compendio con sugerencias para transitar la vía pública a pie. Finalmente, al comprender la necesidad de generar conciencia y respeto entre los diferentes actores que hacen a la movilidad, se provee de un manual con normas de circulación y de respeto de automovilistas y motociclistas hacia peatones y ciclistas.